Categoría Sanando el dolor

Sanando abriéndose: ¿Por qué contamos historias?

Tiempo de leer: 8 minutos

Hay una ley espiritual en acción cuando nos abrimos a otra persona. Porque en ese momento estamos arriesgándonos y realizando un acto de humildad. Y volverse humilde, en lugar de orgulloso, es muy sanador.

De hecho, una de las cosas más dañinas que nos hacemos a nosotros mismos es tratar de parecer más perfectos de lo que somos. Pero en el momento en que le mostramos a otra persona lo que realmente está sucediendo dentro de nosotros, instantáneamente sentiremos alivio. Incluso si la otra persona no nos da un solo consejo. (Parte 3 de 3)

Compartir