WALKER | Una memoria espiritual

El viaje espiritual de Loree de Jill

Andador se trata del viaje espiritual de una mujer para abrir su corazón y vivir una vida auténtica. A pesar de todo, su propio coraje sería su compañero constante.

El título de Andador evolucionó de una línea en un poema: "No hay camino, caminante, haces el camino caminando". Esta frase captura la narrativa de la vida de Jill Loree en muchos niveles.

Desde Proverbios y canciones minúsculas

  Tu caminas tus pasos son
el camino, y nada más;
no hay camino, caminante,
haces el camino caminando.
Caminando haces el camino
y cuando miras hacia atrás
ves el camino que tu
nunca volveré a pisar.
Caminante, no hay camino
Solo senderos de viento en el mar.

- Por Antonio Machado (1875-1939), traducido por Robert Bly

Comienza con una niña criada en una familia luterana cantante donde las cosas se veían bien por fuera. Pero por dentro, Jill Loree estaba luchando. Más tarde, ella "caminaría penosamente por el triste camino del destino feliz", como el AA Libro grande dice, volviéndose sobrio a los 26 y recogiendo sólo una ficha blanca. Eso no es nada, considerando que la mayoría de los recuerdos de la infancia de Jill Loree están impregnados de la bebida de su padre. Su madre, por otro lado, tenía una racha controladora y codependiente que no terminaría. Suena realmente triste, ¿verdad?

Jill Loree saca ingeniosamente la historia de la zanja y encuentra la gracia entre líneas. 

Sin embargo, en sus memorias espirituales, Jill Loree saca ingeniosamente la historia de la zanja y encuentra la gracia entre líneas. Andador también se fusiona en un toque de poesía —la suya, la de sus hijos e incluso la de su papá— agregando corazón, profundidad y ligereza a la narración. Su ingenio gentil y su rápido ritmo de escritura hacen que las cosas avancen. Fiel al título, no hay necesidad de sentarse y calentarse en la miseria. 

Su vida espiritual ha sido una tenaz flor silvestre que sigue floreciendo con cada nueva temporada y prosperando.

Sí, pasaron cosas difíciles en el camino, pero también hubo alegría. Jill Loree era una madre trabajadora que chocó contra algunos ladrillos pero logró fluir alrededor de la mayoría de ellos. Al final, su carrera en publicidad y en el mundo empresarial resultaría desafiante y gratificante; su papel de madre la agotaría y la cumpliría.

Prácticamente desde el principio, se establece un mensaje espiritual y se vuelve más sólido a medida que se desarrolla el viaje. Desde una juventud que pasó cantando en el coro de una iglesia, pasando por esos años ateos de alcoholismo y hasta el gran descubrimiento de un camino de transformación llamado Pathwork, su vida espiritual ha sido una flor silvestre tenaz que sigue floreciendo con cada nueva temporada y prosperando.

Hoy, el camino espiritual de Jill Loree está lleno de la luz de Cristo, que es lo que ella ha descubierto que emerge del núcleo del ser después de limpiar los detritos acumulados en la juventud. Tal como lo dijo la Guía Pathwork. Ese es el mensaje más profundo que ahora le apasiona compartir, y que brilla en esta cálida narración de la historia de su vida.

Leer Capítulos de muestra

Suscriptores de acceso completo: Leer Andador En Línea (disponible en 108 idiomas)

Walker: una memoria ¡El audiolibro ya está disponible!

Suscriptores de acceso completo: Escuchar Andador En Línea

Escucha con Audible.

Ver fotos y recuerdos

Primera parte | Infancia; Barron (1963-1971)

La segunda parte | Más Infancia, Adolescencia; Rice Lake (1971-1981)

La segunda parte | Continuar

Parte tres | Universidad; Eau Claire (1981-1985)

Parte cuatro | Empleos de Fortune 500; Filadelfia, Los Ángeles, Chicago, Atlanta (1985-1989)

Quinta parte | Trabajos publicitarios, Familia; Atlanta (1989-1998)

Sexta parte | Marcom, Pathwork; Atlanta (1998-2014)

Parte siete | Escritura espiritual, enseñanza; Richmond, Washington DC, Western NY (2014-presente)

Phoenesse: Encuentra tu verdadero yo

© 2018 Jill Loree. Reservados todos los derechos.

Compartir